Representantes en Ecuador

Representantes en Ecuador

Más sobre el Kihon

Kihon

Ritmo y coordinación: El Karate tiene su propio ritmo que el karateka debe reconocer y comprender. Ninguna técnica tiene lugar en solitario; en la combinación de las técnicas básicas, el karateka debe poner atención en la coordinación de ellas así como en las técnicas en sí mismas. Los movimientos del maestro no sólo tendrán una gran cantidad de fuerza sino que también tendrán ritmo, y en la medida de lo posible, belleza. El sentimiento de ritmo y coordinación ayudará al karateka a entender las técnicas y el arte en general.

     Caderas: Las caderas son cruciales, aunque suelen ser un componente que se descuida al realizar técnicas de Karate. La rotación de las caderas da fuerza a la parte superior del cuerpo ayudándonos así a realizar puñetazos y bloqueos con mas fuerza.
La proximidad de las caderas con el centro de gravedad del cuerpo las constituye los pilares de la fuerza, los movimientos estables, el buen equilibrio, y la forma adecuada. El karateka no se podría mover ni correcta, ni velozmente, y tampoco con la fuerza suficiente si sus caderas no están activas. Es por esto que los senseis recuerdan a menudo a sus alumnos que hay que "bloquear con las caderas", "dar puñetazos con las caderas" y "dar patadas con las caderas".

     Respiración: El karateka debe combinar perfectamente su respiración con las técnicas. Respirar adecuadamente aumenta la habilidad del karateka para relajarse y concentrar la máxima fuerza en sus técnicas. La respiración adecuada (sacando el aire cuando se ejecuta un golpe) es imprescindible para hacer kime correctamente. El karateka jamás debe respirar de una forma aleatoria su respiración debe cambiar según sus acciones. La inhalación correcta llena por completo los pulmones, y la exhalación correcta vacía los pulmones un 80% (dejándolos un 20% llenos). Si vaciamos los pulmones completamente dejamos nuestro cuerpo débil, y somos totalmente vulnerables a cualquier ataque por flojo que sea este.

    El orden de estos puntos es casual, es decir, el hecho que la respiración esté en último lugar no quiere decir que sea lo menos importante. Todos los puntos citados aquí arriba son igual de importantes, mejor dicho son imprescindibles para la perfecta realización de cualquier técnica.